. PRIMERA GENERACION DE MAQUINISTAS DE LOCOMOTORAS ELECTRICAS DE 1927. FOTOGRAFIA DE 1934.

sábado, 25 de septiembre de 2010

HISTORIA


   
    El Ferrocarril de Tocopilla al Toco nace como una medida de administración y reorganización de los terrenos salitreros ganados a Bolivia tras la Guerra del Pacifico, específicamente el denominado Cantón El Toco, donde se encontraba un numero importante de oficinas salitreras. Este ferrocarril  tiene como objetivo transportar el salitre desde dicho sector hasta el puerto de Tocopilla. 
  
    Para ello, el gobierno chileno en 1883 le otorga la concesión de dicho proyecto al empresario ingles Edward Squire, quien el 28 de marzo de 1888 crea la compañía “The Anglo-Chilean Nitrate & Railway Co.”, quien es la encargada de construir dicho ferrocarril bajo las ordenes del ingeniero chileno Manuel Ossa Ruiz, quien lo diseña siguiendo la cara norte de la quebrada “Barriles” siguiendo rumbo Este, describiendo una pendiente constante de 4,1% y 219 curvas (de 55 mts. las de menor diámetro) en los 27 Km. iniciales de vía que separan Tocopilla de la Estación Barriles. Luego el ferrocarril sigue su trayectoria de 61 Km. a través del desierto hasta Estación El Toco. 

  En la construccion trabajaron cientos de hombres entre ellos chilenos, bolivianos e incluso chinos, los cuales eran usados como esclavos en las guaneras del Peru, y que luego de la Guerra del Pacifico fueron emancipados. 

    El 14 de Marzo de 1889 el presidente Jose Manuel Balmaceda inaugura en forma simbolica las 3 millas de linea ya terminadas de la linea, haciendo el recorrido en carros construidos para la ocasion.
  
    La inauguración oficial del F.C.T.T. se realiza el 15 de Noviembre de 1890. Las estaciones del ramal original fueron Tocopilla, Reverso, Carmelita, Quillagua, Barriles, Central, Ojeda, Puntillas y El Toco.

   Desde 1889 hasta 1894 este ferrocarril operó con 9 locomotoras (4 Kitson & Co. 4-8-4T, 1 Manning Wardle 0-6-4T, 2 Manning Wardle 0-4-0ST, 2 Yorkshire Engine Co. 0-6-6-0) pero el aumento de producción y el fracaso de estas locomotoras rígidas en el tramo Tocopilla-Barriles debido a lo cerrado de las curvas, permite el surgimiento de un nuevo tipo de locomotoras, las articuladas Kitson-Meyer 0-6-6-0 construidas por Kitson & Co. bajo las ideas del Superintendente de Locomotoras del F.C.T.T. el británico Robert Stirling. Este modelo, el más primitivo de las Kitson-Meyer, probó ser un todo un éxito por lo cual fue implementado en otros ferrocarriles de Chile y del mundo.
             
   En 1895 se abre el ramal de 26Km. desde la Estación El Toco hacia el norte hasta la Oficina Santa Fé, lo que permitió además conectar al ferrocarril las oficinas salitreras de Empresa, Rica Aventura, Prosperidad e Iberia.
   
    En 1910 se abre desde Estación El Toco hacia el sur un nuevo ramal de 37Km. hasta Oficina Coya Sur y posteriormente se agregan otros 9Km. hacia la Oficina J.F.Vergara. En 1912 se crea una conexión entre Estación El Toco y la nueva Estación El Toco del Ferrocarril Longitudinal.
   
    Hasta 1924 el F.C.T.T. operó con 35 locomotoras a vapor. Ese mismo año la compañía es comprada por los hermanos Guggenheim, quienes forman The Anglo-Chilean Consolidated Nitrate Corporation, quienes construyen la Oficina María Elena (llamada primeramente Coya Norte) en 1926, estableciendo un nuevo ramal de 45Km. desde esta oficina en dirección Noroeste hasta la nueva Estación Tigre, ubicada entre Estación Barriles y Estación Central. El aumento de producción conduce a la decisión de electrificar el tramo desde el puerto de Tocopilla hasta Estación Tigre, para lo cual se construye una casa de fuerza en María Elena  que contaba con 6 generadores diesel de 1250 Kw. cada uno, los cuales entregaban un voltaje de 33.000 v. Este llegaba a 2 subestaciones rectificadoras ubicadas en los kilómetros 4,5 y 33 de la vía férrea respectivamente, las cuales alimentaban el sistema de trolley con 1500 vdc, el cual se sostenía en cientos de postes de cedro americano. Para operar este tramo entre 1927-1928 la compañía General Electric construyo 7 locomotoras eléctricas de 66 Ton. modelo B-B134/134-E-4GE-289A, las cuales operan hasta el día de hoy.
    
    En 1928 se crea una línea de 7 Km. desde María Elena hasta Coya Sur. En 1930 se construye la Oficina Pedro de Valdivia, la cual se une a la Oficina Coya Sur por una línea de 25Km.
        
   En 1950 se crea la Anglo Lautaro Nitrate Corporation  (fusión entre la The Anglo-Chilean Consolidated Nitrate Corporation y The Lautaro Nitrate Corporation). Durante esta década de  los terrenos salitreros del Cantón El Toco fueron agotados por lo que se cierran las oficinas salitreras y también la línea férrea desde Estación Tigre hasta Estación El Toco, junto con el ramal desde Oficina Santa Fé hasta Oficina J.F.Vergara. Por esta razón la vía principal, de aproximadamente 120 Km, queda conformada por las estaciones Tocopilla, Reverso, Carmelita, Quillagua, Barriles, Tigre, Colupo, Cerrillos, Tupiza, María Elena, Coya Sur, J.F.Vergara, Pedro de Valdivia. Esta década también marca el fin de la tracción a vapor, la cual desaparece definitivamente en 1959 con la llegada de nuevas locomotoras diesel para los trabajos de patios y traslado de carga desde las plantas productoras hasta Estación Tigre.

  En 1968 la compañía es adquirida por el estado, creándose la Sociedad Química y Minera de Chile (SOQUIMICH).
           
   En 1988 se crea S.Q.M. al concretarse la privatización de SOQUIMICH.

   En 1990 el F.C.T.T. queda bajo la administración de S.I.T (Servicios Integrales de Transitos y Transferencias) filial de SQM. 
   
   A mediados de la década de 1990 se elimina la electrificación  del tramo Barriles-Tigre con lo cual  el intercambio de carga entre los convoyes vacíos y cargados se realiza exclusivamente en Estación Barriles.
  
   En 2008 se toma la decisión de remplazar las antiguas G.E. de 1927, para lo cual la empresa Casagrande Motori construye en Santiago 3 locomotoras eléctricas que utilizan el sistema de electrónica de potencia para el control de tracción, siendo estas las primeras locomotoras de este tipo construidas en Chile.







 Fuentes:

- "El Mercurio de Valparaiso", edicion del 18 de Marzo de 1889.
- "The Anglo-Chilean Nitrate & Railway Company", Donald Binns.
- "El Toco y La Guerra del Pacifico: Una Hipotesis de Trabajo", Sergio Gonzalez M.
-"Expansion Imperialista y su Particularida en la Explotacion Alemana de las Salitreras del Canton El Toco 1880-1930", Adriana Capaldo.













1 comentario:

  1. me facina el ferrocarril mi ex suegro fue maquinista hasta fayecer y su hijo actualmente es maquinista y lo mejor que yo tambien trabajo en el ferrocarril hace unos meses. es una experiencia hermosa que cuando uno lo ace con cariño se hace mucho mejor,,, la maquina electrica 603 yeva el nombre de mi ex suegro mario beroiza

    ResponderEliminar